Los Gigantes Enemigos Contra la Iglesia. Números 13:1 - 14:45.

22 de febrero de 2009


Introducción. La semana pasada hablamos de la victoria que Dios ya nos ha dado aquí en Spring Branch en la iglesia. Desde el principio de la obra hemos reconocido que hay los aquí en el área de Spring Branch que oponen que establezcamos la iglesia del Señor en Spring Branch. Estos que oponen la iglesia también oponen a Dios, Su palabra, el evangelio, la obra de iglesia, la obra de salvar las almas perdidas, obra de dar una vida mejor a los que están condenados a una vida mundana de esclavitud de sus pecados y rebelión contra Dios. Vamos a identificar estos enemigos nuestros aquí en Spring Branch , y poner en práctica el plan de Dios para derrotar todos enemigos de la iglesia aquí en Spring Branch.

 

I.         Nuestro texto de la Biblia es de Números 13:1- 14:45. Vamos a leer partes de ella por nuestra lección hoy.

            A.        Repase sin leer todo de 13:1-16. Veamos Caleb y Josué. V. 6,8.

            B.        V. 17-20. La carga a los espías.

            C.        V. 21-25. Los espías anduvieron en la tierra por 40 días.

            D.        V. 26-33. El reporte. Hay gigantes en la tierra, y la tierra traga sus moradores.

 

II.       Caleb vio las mismas cosas que los otros, ¿pero cómo fue su consejo al pueblo?

            A.        ¿Qué estaban esperan en la tierra que “ciertamente fluye leche y miel”? Era buena tierra y productiva que fue guardada y protegida por gran número de gente fuerte.

                        1.         La gente que vivía en la tierra no dejó la tierra por los supuestos gigantes ni fueron corrida porque la “tierra tragó sus moradores.”

                        2.         Dios ya sabía quién y qué y cómo eran las gentes de aquella tierra.

 

III.      Podemos decir lo mismo por nosotros y la tierra prometida de Spring Branch. Hemos pasado muchas veces por la tierra de Spring Branch. ¿Si espiamos la tierra de Spring Branch, qué podemos decir de ella?

 

            A.        Es tierra que fluye leche y miel. Hay muchas almas en Spring Branch por las cuales Dios nos es llamando a venir a ellos. Y sabemos que podemos prosperar en ella.

 

            B.        De la tierra de Spring Branch el Señor ya dijo “a la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos.” Mateo 9:37.

 

            C.        Y de veras hay muchos que nos oponen en la tierra de Spring Branch, que no quieren que estemos aquí, que no quieren que plantemos la semilla de la palabra en esta tierra, que va a tratar de destruir todo lo que estamos tratando de hacer.

                        1.         La Biblia los describe en Efesios 2:2-3.

                        2.         Los enemigos del Señor quieren que no

                                    a.         Prediquemos y enseñemos el evangelio, y bauticemos los pecadores para el perdón de sus pecados;

                                    b.         Tangamos la iglesia del primer siglo, con ancianos y diáconos.

                                    c.         Proveer por los que tienen los necesitados de vivir - comida, ropa, trabajos.

                                    d.         Seamos unidos y haciendo todas las cosas en harmonía.

 

IV.      ¿Qué pasará a nosotros si no entrar en la tierra prometida de Spring Branch por temor de nuestros enemigos? V. 14:1-4.

            A.        Vamos a ser como Caleb y Josué. V. 5-9. Pero la gente no los aceptó. V. 10.

 

V.        Vamos orar a Dios que Él muestre Su gran poder entre nosotros. Números 14:17-19. 1 Timoteo 1:7; Apocalipsis 21:8.

            A.        Vamos a ser como Caleb y tener “otro espíritu”, Números 14:24, que los que no entraron en la tierra prometida.


Conclusión. Siempre habrá los que oponen la iglesia y la obra de ella. Pablo dijo de Efeso “9porque se me ha abierto puerta grande y eficaz, y muchos son los adversarios.” 1 Corintios 16:9. También leamos Hechos 14:21-23. Los hagamos nosotros es 1 Pedro 3:14-15. “ 14Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, 15sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;”