Una Alma y El Mundo. Mateo 16:26.

29 de abril de 2007

 

Introducción. Lea Mateo 16:26. Estas dos preguntas son sugestivos en el sentido que provocan pensamientos o estimulan ideas. Ellas nos hacen a comenzar a pensar de las gran preguntas de vida, y pensar en las cosas del alma, el mundo, ganancia, pérdida. Estas son preguntas, pensamientos, y ideas profundos.

 

I.         ¿Qué es el alma? La vida alta, aquella parte del hombre que le distingue de la bestia, que va sobrevivir la prueba de muerte. ¿Qué diremos que el hombre tiene una alma, or que el hombre es una alma?

            A.        Su valor: Más que cualquiera otra parte del cuerpo, Mateo 29:30; más que el cuerpo entero, Mateo 10:28; más que “todo el mundo.”

            B.        El alma tiene todo posibilidad. Puede pecar o ser justo; puede ser miserable o ser feliz; puede descender a los horrores del infierno; o ascender al gozo del cielo.

 

II.       ¿Qué es el mundo? El apóstol Pablo da la respuesta en 1 Juan 2:16 “Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.”

            A.        En las palabras del apóstol el mundo no consiste del pueblo que está en ella, pero de las cosas que competen con o rivalizan con el amor de Dios, tratando de excluir el amor de Dios del mundo y de nosotros, precisamente

                        1.         Los placeres sensuales del mundo; “los deseos de la carne;” las riquezas del mundo; “los deseos de los ojos”; y la honora que el mundo pone sobre uno.

                        2.         “Todo el mundo” quiere decir e incluye todos los placeres, todas riquezas, y todo la honra que el mundo puede dar.

 

III.      V. 26 incluye “Si ganare el mundo,” ¿qué será su ganancia?

                        1.         Algo que no puede satisfacer. Juan 4:13.

                        2.         Un Señor peligroísimo. Cuando el joven rico adquirió sus riquezas, se realizó un Señor que tuvo más poder sobre él que el Señor de vida, Jesucristo. Marcos 10:17, 21.

                        3.         Algo que va a estropear, perecer, fallecer, morir. 1 Pedro 1:24. “ 24Porque:

                                                                        Toda carne es como hierba,

                                                                        Y toda la gloria del hombre como flor de la hierba.

                                                                        La hierba se seca, y la flor se cae;”

1 Juan 2:17 “ Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

                        4.         Algo que tiene que dejar. 1 Timoteo 6:7. “porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.”

 

IV.      “Si ganare el mundo,” ¿qué perderá? Por todo se gana, hay que perder algo.

            A.        Muchas veces ara ganar los placeres hay que sacrificar la pureza; las riquezas por el costo de honestidad, liberalidad, compasión por otros. Lucas 16:19-21; la honra por el costo de convicción. Lucas 6:26.

            B.        Cuando faltan la pureza, honestidad, liberalidad, compasión por otros, y convicción, ya se fue el alma- vendido por una olla de guisado como Esaú hizo con Jacob.

            C.        El alma tiene que ser dejada cuando tratamos de vencer el mundo.

 

V.        “Si ganare el mundo,” ¿qué será su beneficio, o su ventaja?

            A.        ¿Qué será el beneficio, o la ventaja por un pez, si gane todos mares y océanos, si pierde sus branquias o agallas?

            B.        ¿Qué será el beneficio, o la ventaja por un pájaro, si gane todo el aire y toda la atmósfera, si pierde sus alas?

            C.        ¿Qué será el beneficio, o la ventaja por un hombre, si gane todo el mundo, si pierde sus ojos, oídos, su salud, o su alma- que vale más que todo su cuerpo?


Conclusión. Este nos trae a la secunda pregunta de Mateo 16:26. “ 26Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? La primera pregunta contempla el hombre en su estado de existencia presente; la secunda encuentra el hombre en la solidad de la orilla de eternidad, habiendo negociado por su alma, y él está ahí con sus manos vacías. El hombre que pierde su alma por el mundo, en el fin, tiene que perder el precio y lo que él compró. Lucas 12:16-20.


 16También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. 17Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? 18Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; 19y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. 20Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?


                                                                        Que Dios les bendiciendo ricamente. Jim Culpepper