¿Cómo Debemos Corregir a un Hermano o Hermana?

4 de octubre de 2004


Introducción. La semana ante pasada hablamos de la manera incorrecta para corregir a un hermano o a una hermana, quitando la viga en nuestro propio ojo antes de decir algo sobre la paja en el ojo de nuestro hermano. Hoy hablamos de la manera correcta para corregir a un hermano o a una hermana. Quizás el hermano o la hermana

            1. ha hecho algo le ofendió personalmente, o

2. está haciendo algo en la iglesia que no es correcto, pero lo que ellos hacen es algo que no afectan otros o otros no han dado cuento de la cosa incorrecta.

3. está en error en la doctrina. Quizás, no es cosa grande, o nadie más lo reconoce excepto usted.

Pero, todos modos, no es error o pecado contra la iglesia, es solamente algo personal entre usted y la otra persona. ¿Qué debe el cristiano hacer?

 

I.         Comenzamos con nosotros mismos. No tenemos control del otro, solamente sobre nosotros mismos.

            A.        Ore por él y por usted. Mateo 5:43-47, 48;

            B.        Perdónele a hermano o la hermana de su error o cosa incorrecta. No espere el arrepentimiento o hasta que el hermano le pida perdón. Recuerden nuestra lección sobre el perdón para un hermano.

                        1.         Lucas 23:34. “Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.”

 

                        2.         Colosenses 3:13. “ soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros, si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.”

 

                        3.         La regla dorada lo requiere. Mateo 7:12. “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.” Si queremos el perdón, tenemos que perdonar.

 

                        4.         El amor lo instruye. 1 Corintios 13:4 “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;”

 

                        5.         El ejemplo dado por los primeros cristianos. I.e. Esteban. Hechos 7:60. “ Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.”

 

            C.        Vea la lección sobre Mateo 7:3. “ ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

 

            D.        Tener propósito Bíblico de salvar su alma. Ezequiel 3:20-21. Santiago 5:21-22.

 

 

            E.        Su objetivo: Estimular al hermano o hermana al amor y a las buenas obras. Hebreos 10:24. “Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras;”

 

            F.        Mantenga relación Bíblica con su hermano o su hermana antes que el problema surja como está descrita en Filipenses 2:2-4.

                        1.         Si usted no tiene tal relación con su hermano o hermana, no le puede corregir.

                        2.         Si usted no tiene esta relación con su hermano o hermana, pero trata de corregirle, el hermano o la hermana va ser ofendido por lo que usted dice de su error.

 

            G.        Sea paciente con el hermano o hermana. Efesios 4:2.

 

            H.        Sea humilde y manso con él o ella. Colosenses 3:12-13.

 

II.       Después de prepararnos, vamos a ver que podemos hacer. 2 Timoteo 2:24-26; Gálatas 6:1-2.

            A.        Con la Biblia abierta siempre.

            B.        Amonestamos con el conocimiento de la palabra de Dios. Romanos 15:14.

            C.        Lo hacemos para la mutua edificación. Romanos 14:19. “Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.”

            D.        Lo hacemos para el mutuo ánimo. 1 Tesalonicenses 5:11. “Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.”

 

III.      Si usted es la persona a quien otro está tratando de corregir, ¿cómo respondería? Escuche, entienda, y mire lo que su hermano está tratando de hacer por usted, y el amor que él tiene por usted.

            A.        Deje su orgullo y escuche lo que su hermano está diciendo a usted.

            B.        Sea como Apolos. Hechos 18:26. “ Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.”


Conclusión. Para corregir a un hermano o hermana tenemos que tener una relación Bíblica con ellos, secundo, tenemos

            Que Dios siga bendiciéndoles ricamente. Su servidor Jim Culpepper