¿Qué Pide Dios de Tí? Deuteronomio 10:12-13; Miqueas 6:8.

25 de enero de 2009


Introducción. En los tres domingos en que la iglesia del Señor se estableció aquí en Spring Branch, uno puede ver nuestro propósito en establecer la iglesia del Señor aquí en las lecciones en las mañanas en que hemos declarado que “Predicamos a Cristo, y Cristo Crucificado,” Puestos los Ojos en Jesús,” y el domingo pasado “Haga Todo Para La Gloria de Dios.” Queremos tener éxito, todas bendiciones, y la prosperidad por la gloria de Dios. Hoy vamos a continuar anunciando quienes somos nosotros por hacer la pregunta “¿Qué Pide Dios de Tí? Para que conozcamos tal éxito, todas bendiciones, y la prosperidad. Y como en todas las demás cosas, recibimos nuestra de la Biblia. Si queremos saber lo que Dios quiere de nosotros, vamos al libro que Dios escribió por nosotros. Lea Deuteronomio 10:12-13; Miqueas 6:8.

 

I.         Deuteronomio 10:12-13; 12Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino

            A.        que temas a Jehová tu Dios,

                        1.         Job 28:28; Salmos 111:10;

                        2.         Mire lo que el temor de Dios hace por nosotros. Proverbios1:7; 9:10; 16:6; 14:27.

                        3.         Conociendo el temor de Dios, persuadimos a otros. 2 Corintios 5:10-11.

            B.        que andes en todos sus caminos,

                        1.         Camino usado en Hechos 9:2; 19:23; 22:4; 24:14, y otras veces.

                        2.         Es andar con Jesús. Juan 14:6

                        3.         No podemos ordenar nuestro propio camino. Jeremías 10:23; 17:10; 32:19.

                        4.         Debemos andar como Jesús anduvo. 1 Juan 2:6.

            C.        y que lo ames,

                        1.         Con todo su corazón, alma, mente y fuerzas. Marcos 12:30.

                        2.         15Si me amáis, guardad mis mandamientos. Juan 14:15.

            D.        y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma;

                        1.         Marcos 10:42-45; Mateo 20:27-28;

                        2.         Gálatas 5:13; 1 Juan 3:16.

                        3.         Ejemplo de Jesús, quien lavó los pies de sus discípulos. Juan 13:14.

            E.        13 que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy,

                        1.         Mateo 28:20.

                        2.         Si amamos a Dios, guardemos Sus mandamientos. 1 Juan 5:3; Juan 14: 21,23.

            F.        El resultado para que tengas prosperidad?

                        1.         El resultado es las bendiciones de Dios. Deuteronomio 11:8-9; 13-15; 22-25.

                        2.         Hay escoger bendiciones o maldiciones. Deuteronomio 11:26-28.

                        3.         Una advertencia final. Deuteronomio 11:32.

 

II.       Miqueas 6:8 “Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti:

            A.        solamente hacer justicia. Todo los mandamientos de Dios son justicia. Sal 119:172.

            B.        y amar misericordia. Lucas 6:36.

            C.        y humillarte ante tu Dios. 1 Pedro 5:5-6.


Conclusión. Cada uno hace su propia decisión para o humillarse y obedecer a Dios o no. ¿Y usted?