El Pecado Hace Una Diferencia. Romanos 3:23.

7 de diciembre de 2008



Introducción. Recite Romanos 3:23. Quizás, usted está pensando, ¡oh, no! hermano Jim está para predicar un sermón sobre el pecado, y no me gustaría escuchar un sermón sobre el pecado. Y de veras, no me gustan los sermones sobre el pecado tampoco, pero, el entendimiento sobre el pecado y su naturaleza es uno de los temas más importantes de la Biblia. Sobre todo Dios me hace responsable para predicar sobre el pecado. Ezequiel 33:6-8. Vamos a estudiar este tema por una seria de preguntas.

 

I.         ¿Cómo es el hombre y su naturaleza? Vamos a Salmos 36:1-4 para ver como el mundo piensa de sí mismo y sus pecados.

            A.        También En el NT Romanos 1:28-32.

            B.        Salmos 14:1. “1 Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien.

            C.        Después de alcanzar la edad de responsabilidad, y sabiendo la diferencia entre el bien y el mal, el hombre y la mujer por su propia naturaleza están en pecado.

 

II.       ¿Cuales son los efectos del pecado?

            A.        Por nuestros pecados somos separados de Dios. Isaías 59:1-2.

            B.        Las consecuencias del pecado son muerte espiritual. Romanos 3:22-24.

                        1.         Comenzó con Adán, pero sigue hasta nosotros, usted y yo. Romanos 5:12.

                        2.         En nuestros pecados sufrimos la muerte espiritual. Colosenses 2:13. “ 13Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados,”

                        3.         Ejemplo del hijo pródigo, quien era separado del padre por sus pecados.

                        4.         Romanos 6:23.

 

III.      ¿Qué es el pecado? Ni por nuestro definicion del pecado, ni la del mundo. Si somos separado de Dios por nuestros pecados, y si somos condenados al muerte espiritual por nuestros pecados, y queremos ser reconciliados en paz con Dios, tenemos que entender la definicion del pecado según la palaba de Dios dice. Hebreo 1:1-4; Juan 17:17.

 

            A.        1 Juan 3:14; 5:17. La Biblia no habla de pecados grandes y pecado. Pecado es pecado. No hay área neutral. Todo hecho y todo palabra es o justicia o injusticia.

 

            B.        La gente trata hacer una juega con el pecado. A veces queremos hacer algo que es pecado, entonces hacemos otra cosa, o decir algo, y/o pensamos algo para justificar que no es pecado para que lo hagamos.

 

            C.        No lista completa para seguir. Gálatas 5:19-21 concluye “y cosas semejantes a estas”

                        1.         La palabra de Dios nos da la mente que necesitamos. Hebreo 5:9. Filipenses 2:5-8.

 

IV.      ¿Cómo podemos ser libres del pecado? Nos enseña Romanos 5:8-11.

            A.        ¿Qué es tal proceso que la Biblia describe por nosotros? Romanos 6:17-18.

            B.        ¿Qué es tal forma de doctrina que tenemos que obedecer de corazón que la Biblia describe por nosotros? Romanos 6:3-5.

            C.        Colosenses 1:21. “21Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado.”

            D.        Colosenes 2:12. “ 12sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.”

 

V.        ¿Cuál es el resultado?

            A.        Libre de la esclavitud y las cadenas de nuestros pecados. Romanos 6:22.

            B.        Lavados de nuestros pecados. Hechos 22:16. Apocalipsis 1:5.

            C.        Derecho para pedir el perdón de pecados. 1 Juan 1:5-10.

            D.        Recibir la corona de justicia. Apocalipsis 2:10.



Conclusión. Pensar el pecado es duro, y nos gusta. Pero si enfrentamos los huestes del Satanás tomando toda la armadura de Dios, podemos vencer los huestes de Satanás. Efesios 6:13 ff. Y podemos decir con Pablo en 2 Timoteo 4:7-8. 7He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 8Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.